Grupo pescadito apuesta por la formación laboral de los jóvenes.

    Grupo pescadito apuesta por la formación laboral de los jóvenes.

 

Éxito laboral para jóvenes sin estudios.
Un ejemplo de colaboración en el sector de la hostelería.

Rafael Borregan, propietario del grupo comenta “llevo 50 años en este negocio, he enseñado el oficio a muchos jóvenes pero la actitud ante el trabajo es básica para conseguir buenos profesionales. Puedes ser un buen camarero sin haber ido a la escuela de hostelería, muchos trabajadores han aprendido el oficio en el puesto de trabajo, “saber enseñar el oficio forma parte del ADN del grupo pescadito”. Esta oportunidad que las empresas ofrecen a los jóvenes les permite tener una posibilidad más amplia hacia la inserción laboral, un empleo digno y estable. Desarrollarse como expertos en diversas áreas que les permitan un crecimiento profesional y personal.

Así mismo Toni Garrido director del restaurante asegura que “El permitir la entrada a los jóvenes para formarlos es de suma importancia pues son más permeables para trabajar en función de nuestros métodos”. Sus trabajadores con más experiencia están pendientes de formar a los jóvenes que ingresan para trabajar. Un ejemplo de ello es Pedro de 18 años que se incorporó hace un año, sin experiencia previa. Después de haber hecho un curso de 4 meses en la escuela de hostelería realizó sus prácticas profesionales en el restaurante y ha logrado a través de este tiempo incorporarse de forma permanente en el grupo.

Contar con empresas como el grupo pescadito es básico para los jóvenes, que en su mayoría han abandonado los estudios, puedan formarse de forma práctica en un oficio. Toni Garrido, su tutor de empresa, se muestra muy satisfecho de la evolución de Pedro y nos explica
que a los tres meses ya atendía directamente a los clientes. Esto es una muestra de que la formación dentro de las empresas es indispensable para que los nuevos individuos que se incorporan sean más competitivos en sus funciones.

Estos jóvenes, durante su estancia en el grupo de Pescadito Fresco, adquieren conocimientos que les sirven como desarrollo profesional. Algunos de ellos, al término de las prácticas, son contratados por su buen desempeño. “La experiencia ha sido muy enriquecedora -asegura Pedro- pues también adquieres habilidades como: atención, organización, trabajo en equipo e iniciativa.”

Sin duda alguna se debe fomentar la motivación en los jóvenes que tienen deseos de superación, ya que promover labores como esta les asegura un mejor futuro. El Grupo Pescadito mediante EmpresaKForma realizó la gestión de la incorporación de 12 jóvenes trabajadores en los dos últimos años al grupo.

By |2018-09-13T10:22:50+00:00octubre 31st, 2017|blog|0 Comments